Energía Piramidal

Hasta el presente, la ciencia reconoce cuatro tipos de interacciones principales en la materia, las cuales son: nuclear fuerte, nuclear débil, gravitatoria y electromagnética.

De estas fuerzas, es esta última la que nos interesa para comprender su estrecha relación con la energía piramidal o energía biocósmica, como la denominan algunos piramidólogos.
Es fundamental e imprescindible la acción electromagnética para la existencia de la vida, debido a que mantiene el equilibrio del átomo, agrupando a estos entre sí, para formar las moléculas y mantener y transformar el estado de la materia.
Todos los seres vivos estamos expuestos a la influencia del campo magnético, incluso algunos investigadores plantean que la energía magnética es la energía elemental de la cual depende la vida del organismo.

El magnetismo se considera el principio universal que controla todo el universo, manteniendo todos los elementos que se encuentran en él, dentro de un estrecho vínculo natural. Todos los planetas de nuestra galaxia, incluyendo nuestro propio planeta, el sol y la luna, transmiten emanaciones magnéticas que influyen poderosamente sobre nuestra existencia.
La vida es también un fenómeno electromagnético ya que cada átomo, constituye un pequeñísimo imán con su correspondiente campo magnético generado por sus componentes eléctricos. Es importante recalcar que toda la materia, incluyendo todas las células también poseen sus propios componentes eléctricos. La parte interior de cada célula aparece relativamente cargada de forma negativa, mientras que el exterior aparece cargado con un potencial ligeramente positivo. Por tanto, podemos afirmar que cada célula se comporta como una batería con su propio campo magnético.

Tomando en consideración lo antes mencionado, es posible que un grupo de células cuando gozan de buena salud vibran a una determinada frecuencia, cuando esta frecuencia se ve afectada por alguna razón, se produce un desequilibrio y por tanto un estado de enfermedad. O sea que los síntomas y signos de cualquier padecimiento no son otra cosa que las manifestaciones externas del desbalance en el flujo energético del organismo.



¿Como actúan las pirámides?

Las pirámides actúan como antenas, captando la energía electromagnética proveniente del campo telurico, concentrándola en su interior como un acumulador de energía y regenerando la materia a nivel molecular. Este proceso restablece el balance energético, produciendo excelentes resultados.
En el libro "El poder mágico de las Pirámides", Tooth y Nielsen plantean, "algunos físicos creen que las pirámides no solo son acumuladores de energía sino también moduladores de dicha energía. Sabemos que todo objeto en cuyo interior vibra una energía, puede actuar a modo de cavidad resonante. Así mismo sabemos que dicha energía tiene impacto focal en el interior del objeto, independientemente de que este sea hueco o macizo. Por tanto podemos decir que las pirámides son capaces de actuar como una gran cavidad resonante, la cual le permite concentrar energía del cosmos como un lente de aumento. Esta energía concentrada influirá sobre las moléculas de los cristales o de cualquier otro objeto situado en un punto focal de tales energías. Algunos incluso comparan este efecto al de un rayo laser invisible".

La doctora Florangel Urriesono Carvajal plantea ¨la energía piramidal no es más que  una energía acumulada en el centro de la pirámide que se origina dentro y alrededor de ella, por la forma y orientación de la pirámide. Estas vibraciones energéticas se van convirtiendo, juntas, en frentes de ondas a las que se le adiciona el ritmo, surgiendo entonces la resonancia, la cual crea un movimiento de moléculas dentro de cualquier materia colocada en este campo magnético y se prolonga por períodos indefinidos en dependencia de la consistencia de la materia¨.
Existe un efecto piramidal físico, material, que no tiene nada que ver con nuestra fé, sugestión o imaginación. Este efecto se ve reflejado en el medio orgánico, inorgánico, terapéutico, mental y espiritual.


Medio Orgánico:



En la primera mitad del siglo XX el radiestesista francés Antoine Bovis en un viaje que realizó a Egipto a la Gran Pirámide se encontró que alrededor de la misma, habían restos de animales muertos (ratones, gatos y otros, todos muy descompuestos), produciendo muy mal olor. Al llegar a la cámara del Rey que se encuentra ubicada en la unión del tercio medio inferior en el centro de la pirámide que es el punto de concentración de mayor energía, pudo observar que en algunas de sus proximidades y dentro de dicha cámara, se encontraban cadáveres de animales como los antes mencionados, completamente momificados y sin olor. Bovis quedó impresionado y se propuso descubrir la causa de ese misterio.


Una vez que regresó de su viaje a Niza, su ciudad natal, encargó a un carpintero que le construyera una pirámide a escala con relación a las medidas de la Gran Pirámide. Cuando la tuvo en su casa la colocó en el jardín, orientando una de sus bases perpendicular al norte e introdujo dentro de la estructura a un gato muerto y observó que pasados siete días el animal estaba momificado, no olía mal y parecía deshidratado.
Bovis realizó más experimentos con diferentes animales, y en todos los casos sucedió lo mismo y es que una de las propiedades de la energía piramidal consiste en evitar la putrefacción mediante la deshidratación.
Es importante señalar que no cualquier pirámide nos sirve para lograr el efecto de la energía piramidal. Es necesario tener las medidas adecuadas que posee la Pirámide de Kheops y nosotros en el Centro Piramidal Shambhala garantizamos esas proporciones. Al igual que su construcción debe ser de material paramagnético (madera, aluminio, cartón). No es recomendable materiales ferromagnéticos porque inhiben el efecto de la energía piramidal.
La pirámide debe tener uno de los cuatro lados de su base orientado perpendicular al Norte magnético (se recomienda el uso de una brújula).
Los equipos eléctricos deben estar apagados y alejados alrededor de dos metros de la pirámide.
Si usamos una mesa para apoyar la pirámide, esta debe ser de madera o aluminio.
El objeto a tratar debe ubicarse en el centro  y a una altura del tercio medio inferior que es donde se acumula la mayor concentración de energía. La menor concentración de energía se encuentra a su alrededor. Explicamos con un gráfico la teoría:

Las enigmáticas propiedades de la forma piramidal y su extraordinarios efectos en el medio orgánico, están comprobados por innumerables y fáciles experimentos que inclusive usted mismo puede realizar dentro de una pirámide:
Se conserva y magnifica el sabor de frutas, vegetales, semillas, legumbres, flores y plantas por citar solo algunos.




Si Usted coloca una botella de vino 100% natural se añeja rápidamente, aumentando su calidad. Y por el contrario si es un vino que contiene algún componente artificial tenderá a descomponerse.
Incrementa el lapso de vida de animales pequeños al igual que mejora la proporción de crecimiento de las plantas y flores.
Energiza el agua, tema que tocaremos aparte por su importancia en el capítulo de "Agua Piramidal".
Posee enorme influencia sobre los animales y seres humanos. Aspectos que también desarrollaremos más adelante por ser de vital importancia.


Medio Inorgánico:


Emilio Salas en el libro "El Poder de las Pirámides", nos narra una historia curiosa que le ocurrió al checoslovaco Karel Drbal con la energía piramidal y las cuchillas de afeitar.
Después de la segunda guerra mundial, mientras Karel Drbal realizaba sus experiencias con la pirámide, se acordó de una curiosa experiencia de su servicio militar. Una de las bromas que se gastaban era la de dejar la navaja de afeitar del compañero  "agraciado" en el alféizar de la ventana, expuesta durante toda la noche a los rayos lunares. Al día siguiente, la víctima se dejaba la piel a tiras al intentar afeitarse, ya que el filo había desaparecido como por arte de magia. Según Drbal, la luz polarizada de la Luna tiene la propiedad de deformar la estructura cristalina del acero.
Drbal tuvo la idea de poner una hoja de afeitar en la pirámide con la esperanza de que esta destruyera también el filo de la hoja.  Realizó una serie de pruebas y, para sorpresa suya,  obtuvo el resultado opuesto al que esperaba: llegó a poder afeitarse hasta doscientas veces con la misma hoja. Según el mismo dice, desde el 3 de Marzo de 1949 hasta el 6 de Julio de 1954, gastó solo 18 hojillas de afeitar de varias marcas, lo que le supuso un promedio de 105 afeitadas por hoja.
La odisea de Drbal para patentar su pirámide es demasiado extensa para reproducirla aquí, pero lo que sí es interesante es llegar a su teoría del funcionamiento de la misma. Según él, dos factores entran en juego:
1.      Una deshidratación rápida  que elimina la humedad en los espacios intercristalinos del filo de la hoja (En el caso de materiales orgánicos, esta deshidratación es la que produce la momificación).

2.      Una acción sobre la estructura microscópica de la materia, regenerando el filo de la hoja y eliminando el efecto de ¨fatiga del metal¨ causado por el uso. (En las materias orgánicas, esta acción destruye los microorganismos causantes de la putrefacción, lo que permite la conservación de la materia sometida a la momificación durante el tiempo preciso para que actué a fondo la deshidratación).

En nuestro centro usted puede adquirir la pirámide de siete pulgadas de longitud de base que le puede servir para conservar el filo de su navaja o cuchilla de afeitar. Esta misma pirámide también puede ser usada para colocar los decretos en ella.  Aspecto que desarrollaremos en el efecto mental y espiritual de las pirámides.

MUCHISIMAS GRACIAS POR VIBRAR CON NOSOTROS EN ESTA ENERGIA PIRAMENTAL !!

EL AGUA PIRAMIDAL

Energizando bajo una piramide el agua que vayas a consumir, estaras incorporando al beber esa agua TODO el Poder y las propiedades terapéuticas (bacteriostática, antirreumática, antiinflamatoria, analgésica, antivejez y antioxidante) de la ENERGIA PIRAMIDAL. DISFRUTA YA de este beneficio, ENERGIZA tu agua!!

Follow by Email

Blog recomendados